25

MAYO, 2017

http://puestodelectura.blogspot.com.es/

¿DE QUÉ VA?

Cuando llega la hora de dormir, en la soledad oscura de tu habitación, el miedo siempre aparece antes que el sueño. Miedos infantiles, miedos antiguos, miedos de siempre… Tu única defensa: pensar en otra cosa.

AUTORAS

Ángeles Mora es una lectora enamorada de las atmósferas góticas que un buen día se atrevió a llenar de sombras sus propias letras. De alma inquieta y pluma curiosa, escribe de todo un poco pero es en el género del relato de terror donde su musa se siente más cómoda. Tras ganar algunos certámenes literarios y compartir con varios autores más de una docena de antologías, en 2016 publica con Editorial Niebla su primer libro en solitario. “Ecos en el páramo y otros relatos oscuros” es una recopilación de cuentos y ha sido elegida finalista del Premio Andalucía de la Crítica 2017.

En “Piensa en otra cosa…” se lanza al mundo del microrrelato para impregnarlo de esa oscuridad que tanto le gusta.

Mariví Troy, apasionada de la Ilustración y la Pintura, ha participado en varias exposiciones tanto colectivas como individuales. Durante su aprendizaje ha trabajado varios estilos pero cada día se hace más presente su amor por los temas más oscuros y personales plasmados en blanco y negro. Esta vinculación quedó presente en “Se rompe, se tira…”: colección expuesta en el Instituto Andaluz de Juventud de Huelva en 2016. Actualmente imparte clases de Pintura para niños y continúa con su formación en El Taller Artístico (Huelva).

Con “Piensa en otra cosa…”, primera publicación como Ilustradora, quiere llegar al lector y emocionarle a través de la expresión de sus dibujos.

Mariví Troy y Ángeles Mora.

Photograph by Lorem Ipsum via Unsplash

¿QUÉ ME HA PARECIDO?

Piensa en otra cosa tiene un defecto muy grande: ¿Por qué se acaba? Sin duda este es el mayor miedo que atenaza al lector conforme las páginas van pasando. Se hace corto y lo que piensas al terminar es en que debería ser el doble de largo. Pero, en ese caso, seguramente también pensarías lo mismo… porque estamos ante una de esas obras de las que no quieres apartarte.

Este libro cuenta la historia de los miedos infantiles. En él, un niño anónimo se mete en su cama y, en la oscuridad de la noche, la penumbra cobra vida y aparecen desde todos los rincones los temidos miedos. El única arma del niño es pensar en otra cosa.

En formato de relatos cortos, las páginas van pasando en una cadencia que marca el ritmo de su propia estructura. Es casi un juego: tras cada miedo, pensamos en otra cosa y ese pensamiento nos desemboca en una nueva salvación, en la esperanza de una luz a la que la oscuridad termina alcanzando de nuevo. Los textos nos llevan de la mano a través de ese juego hipnótico mientras que las ilustraciones que lo acompañan, no sólo complementan la narración, sino que son un elemento igual de importante a la hora de crear atmósfera. Relatos e ilustraciones complementan al otro para formar un todo que, si de por sí ya es bueno, emparejados suben a otro nivel.

Es de alabar cómo las autoras, Ángeles y Mariví, hacen uso de un estilo que es aparentemente sencillo pero que está tan bien engranado que se intuye mucho trabajo puesto para que todo fluya con esa facilidad. Se nota también que se lo han pasado bien con la creación; sólo así podrían haber creado una obra que a todas luces se hace corta (¿lo he dicho ya? ¡quiero más!), se disfruta y deja con ganas de más.

 

Genial en la edición “El libro feroz”, que nos presenta un formato pequeño (160x160) pero cuidado al detalle, con una portada de las que grita “¡cómprame!”, un estilo de letra que no puede ir mejor a la obra y el detalle de un final extra incluido en una solapa interior en la contraportada.

No puedo más que recomendar esta joya. Como regalo o autoregalo. Y desde aquí pedir a las autoras que sigan creando juntas, quizás en una segunda parte, quizás en algo nuevo. Ese tándem debe repetir (trío, si incluimos a la editorial).

Share on Facebook
Email this to someone